Usted está aquí

Economía colaborativa: una práctica cotidiana

Autor: 
Lil Fredes

Del 4 al 11 de mayo, más de veinte ciudades del mundo se unieron en una celebración: La semana de la economía colaborativa. A esta fiesta propuesta Minka, a la que nos sumamos desde Bolivia, han aportado muchos colectivos, organizaciones, redes y personas a través de múltiples actividades gratuitas, descentralizadas y autogestionadas.

“Todos los días, los grandes diarios de América Latina reflejan alguno de estos cambios. Sin embargo, no hablan de economía colaborativa: no hay conciencia de que cada una de estas tendencias forma parte de un movimiento más grande. Por eso, la Semana de la economía colaborativa se propone difundir la idea de un cambio transversal que horizontaliza las relaciones de poder y los medios de producción”(MINKA, 2014).

La economía colaborativa es parte fundamental en la construcción de una red como telartes y es, quizás, una de las temáticas en las que hay un granavance porque es inherente a los sectores culturales; de hecho, esas condiciones precarias que queremos cambiar han sido las promotoras del ejercicio de la economía colaborativa, ya que sin ella mucho de lo realizado en la historia de lo artístico y cultural en nuestro país no hubiera sido posible.

El término de economía colaborativa puede resultarnos extraño o nuevo, pero la realidad es que la;práctica de ese concepto es un ejercicio cotidiano y común en el que tal vez no reparamos conscientemente. La economía colaborativa está arraigada en nuestras culturas; de forma constante recurrimos a lxs otrxs para apoyarnos, compartir y resolver situaciones. Aportamos al común y nos servimos de él.

La serie de imágenes que compartimos desde telartes buscan, justamente, eso mismo: mostrar situaciones cotidianas, comunes y recurrentes en las que la economía colaborativa funciona como motor, para que así nos identifiquemos, de manera consciente, como sujetos activos de la cultura del compartir; para que entendamos que el término es sólo un nombre designado para aquello que hacemos todos los días. Estas prácticas no son nuevas sino ancestrales, son parte del acervo de nuestras comunidades y es necesario ponerlas en juego mucho más aún, para seguir construyendo ese futuro deseado más justo, horizontal y colaborativo. 

Minka, Banco de las redes es una iniciativa de Cultura de Red en asociación con las organizaciones miembro de la Alianza JuntxsFundación Hivos.

Juntxs es una alianza latinoamericana de organizaciones y redes que desarrolla y colabora con iniciativas de comunicación, circulación, sustentabilidad, incidencia y formación que apuestan por una cultura viva, libre, abierta y en red.

 

 

Áreas de interés:

Campos de Interés: