Usted está aquí

MANIFIESTO

                                                                               

SOMOS

TEJIDO CULTURAL EN MOVIMIENTO-TELARTES

 

La imagen que Bolivia proyecta al mundo es fundamentalmente CULTURAL; lo que cohesiona socialmente a Bolivia es esencialmente la comprensión del destino común de sus CULTURAS. Porque las CULTURAS son por encima de todo expresiones de un proyecto societal –articulado, colaborativo, plural, con flujos de interacciones– donde el futuro es aquí y ahora, sustentado en el Vivir Bien.

Desde las CULTURAS, trascendemos el tiempo del olvido; visibilizamos nuestra  existencia y clamamos históricamente nuestra persistencia y resistencia.  Superamos el tiempo del rencor, los principios absolutos, las verdades  hegemónicas, las visiones homogeneizadoras, las miradas estáticas y las  actuaciones autoritarias. Tenemos una deuda histórica con el futuro, resignificando el pasado, desde un compromiso total con el presente y sus  desafiantes oportunidades, porque toda verdadera revolución, debe llevar en su seno todas las revoluciones pendientes.

Por esto, nosotras y nosotros, mujeres y hombres creadores, representantes de  espacios, comunidades y colectivos culturales de Bolivia manifestamos entender  nuestro territorio como algo vivo, un tejido dinámico y vigoroso con una  compleja diversidad cultural capaz de regenerar la vida, resistir los intentos de erosión de sus identidades y con capacidad creativa sin límites.

Por ello, en Telartes nos definimos como «Tejido cultural en movimiento»: Un  movimiento social fruto del proceso histórico de transformación de Bolivia. Somos un movimiento abierto, inclusivo e independiente que articula a los actores culturales para contribuir socialmente al Vivir Bien desde las culturas y las artes.

«Tejido cultural en movimiento» para apoyar el fortalecimiento del sector cultural en todos sus niveles y expresiones, los derechos culturales, la  democracia participativa y la cohesión social; desarrollando herramientas de trabajo en red (articulación y colaboración) en diálogo permanente con el Estado así como con actores culturales de la sociedad civil y en alianza con procesos similares en el continente y a nivel global.

Inspirados en narrativas de vanguardia comprometidas con la transformación  social como Cultura Viva Comunitaria y Cultura de Red, recreamos un profundo tejido orgánico que nutre la organicidad y articulación interna de quienes entretejemos esta posibilidad; proponemos e impulsamos la organización abierta y horizontal de los actores culturales locales y nacionales, como referentes de la  sociedad civil organizada.

En el tejido concreto de nuestra fuerza generamos procesos y dinámicas de  articulación, colaboración, circulación, intercambio, incidencia, formación y  comunicación entre actores culturales de Bolivia; impulsamos la participación ciudadana como el mecanismo de corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad como principal garantía para las transformaciones del país; ante el desarrollo de las tecnologías de comunicación, nuevos lenguajes y narrativas,promovemos flujos comunicacionales para la difusión de datos abiertos, compartidos y libres, amparando formas alternativas de protección a la creación; acompañamos e impulsamos la recuperación, revitalización, dinamización y multiplicación de espacios donde anidan propuestas auténticas que multiplican la creatividad y enriquecen culturalmente sus entornos y recrean la vida.

Un tercer tejido se muestra como nuestro horizonte de visión, que nos asume  como territorios y poblaciones en la plenitud del ejercicio de nuestros derechos e identidades culturales y en la justa redistribución de la riqueza que debe  concretarse en presupuestos que permitan el acceso democrático y equitativo de la población en su conjunto a los procesos creativos de las culturas y las artes desde una sociedad civil organizada, fortalecida, visibilizada, valorada y reconocida por la población y el Estado; con políticas públicas de vanguardia en materia cultural a partir de una democracia participativa consolidada en todos sus niveles.

Como Telartes «Tejido cultural en movimiento» postulamos:

- La defensa inclaudicable de nuestra diversidad cultural y su potencialidad,  siendo ésta el mayor aporte de Bolivia a la riqueza cultural de la humanidad.

- La profundización de los horizontes de descolonización y despatriarcalización en la sociedad, hacia cauces de liberación y transformación social.

- La construcción de lo Público en corresponsabilidad con el Estado, que profundice los horizontes democráticos y amplíen las nociones del bien común.

- La gestión cultural participativa como auténtico y real mecanismo de articulación social que permita la construcción colaborativa de políticas y legislación cultural.

- El establecimiento de programas de Cultura Viva Comunitaria y Cultura de Red.

- El desarrollo de procesos que posibiliten y potencien la investigación, comunicación, formación y circulación cultural para una dinámica y articulada gestión cultural.

- Una comunicación abierta, libre y compartida.

- La difusión de formas alternativas de protección a la creación.

- La gestión colectiva de espacios culturales.

- Presupuesto digno, suficiente, integral y requerido para el desarrollo cultural.

- Vinculación de las políticas estatales con convenios, plataformas y escenarios internacionales.

Por lo tanto, exigimos:

1. ¡Ley de Culturas, YA!

2. Al menos el 1% del presupuesto estatal para el desarrollo cultural y el 0,1 % para programas de Cultura Viva comunitaria.

3. Mecanismos reales de cogestión cultural participativa entre la Sociedad civil y el Estado, con capacidad de decisión política y económica. Desde la consciencia del rol de las culturas y las artes en el desarrollo humano y el Buen Vivir, apostamos por un sector cultural fortalecido y dinámico, y por una gestión cultural potente, articuladora de estrategias de futuro, conformada  colectiva y progresivamente...

... ¡Y queremos contribuir a ese futuro desde Telartes!